Chon Mayores Deseos San Roque Villalón de Campos

Lares ha preguntado a los mayores que viven en sus centros cuáles son sus mayores deseos.

La iniciativa está enmarcada dentro de la conmemoración del 1º de octubre Día Internacional de las personas Mayores por la ONU

Los mayores nos han respondido a través de la actividad de terapia ocupacional “Nuestros Mayores Deseos”.

Con el protecto "Nuestros Mayores Deseos" Lares lleva a la práctica su voluntad de empoderar a las personas mayores, para que sean ellas quienes definan el marco de referencia en el que quieren vivir y ser cuidadas.


La respuesta ha superado todas las expectativas. Hasta ahora, hemos contabilizado más de 1.800 deseos expresados por 960 personas mayores que residen en 89 centros Lares de todo el país. Para ello, hemos contado con el trabajo y la colaboración de más de 100 terapeutas ocupacionales, psicólogos y voluntarios.


La salud es el mayor deseo y acapara el 25% de las respuestas. Muchos desean conservarla porque quieren: “tener salud para no dar guerra” (Gloria, 88 años). Otros mayores aspiran a recuperarse: “quiero curarme todo lo posible” y “que se me quiten las dolencias”.


El segundo lugar, con el 24%, lo ocupan cuestiones relacionadas con la atención que reciben día a día en su residencia. Las personas mayores quieren que se tengan en cuenta sus preferencias individuales: “vestirme con mi ropa, con lo que yo quiera” o “estar con mi hermana en la misma habitación” (Modesta, 90 años de Alicante). También aspiran a tener una buena convivencia entre sus compañeros: “estar bien y llevarme bien con todos”.
Un 20% de los deseos han girado en torno a las familias. Echan de menos recibir más visitas, y tener la oportunidad de salir para incorporarse a celebraciones familiares: “salir a la calle siempre que quiera” es el deseo de Celia de 87 años a pesar de sus limitaciones de movilidad.


El 17% de los deseos recogidos se refiere a aspiraciones de futuro. A una parte le gustaría que le tocara la lotería o viajar a destinos que van desde Barcelona hasta Brasil (como Felisa de 79 años). Llama la atención las ganas de aprender cosas nuevas como idiomas, informática (así le sucede a Gloria a sus 88 años), o incluso, mecánica (Francisco de 86 años). Otros esperan desarrollar su talento poético y “ser un poeta ilustre” (Felipe, 72 años, de León)

La clase política también es objeto de sus deseos, como Josefina de 87 años que quiere que “se solucione para bien el tema de Cataluña”. O Carmen, que a sus 86 años y desde Zaragoza, desea “que los políticos se entiendan mejor”.
En un menor porcentaje también han expresado el anhelo de regresar a su hogar: “ir a mi casa” como desea Agustina a sus 84 años (Ávila). Y también de organizar actividades de ocio: “formar una coral” (Mª Dolores, de La Rioja, que no quiere confesar su edad) o “echar unos bailes por ahí” (Mª Jesus de 79 años, de Navarra).

El proyecto “Nuestros Mayores Deseos” se enmarca dentro de la celebración del 1º de octubre, pero irá más allá, porque Lares se compromete con sus mayores a difundir sus DESEOS entre representantes y responsables políticos, profesionales de la gestión y de la atención directa, familiares y voluntarios. Para que todas las personas que cuidan, atienden o conviven con las personas mayores conozcan sus aspiraciones y sus anhelos.

 

 

f r       t r       in r